No cobramos cargos extra
mantenimiento aires acondicionados

¿Por qué hacer mantenimiento a tu aire acondicionado?

Si tienes un aire acondicionado, lo más seguro es que quieras que dure por muchísimo tiempo; sin embargo, esto no se logra sin hacer nada. Es necesario hacer un mantenimiento regular para alargar el proceso de vida útil de tu equipo, el cual puede ser llevado a cabo por especialistas, pero, ¿por qué esto es tan necesario?

En este post te explicamos todos los beneficios que conlleva hacer un mantenimiento a tu aire acondicionado y cuáles son los lugares o las piezas a las que debes prestar mayor atención para que tu aire mantenga su operatividad por mucho más.

Ventajas de hacer mantenimiento a tu aire acondicionado

Decir que los beneficios de realizar un mantenimiento a tu aire acondicionado son muchos, quizás suena a frase repetida; no obstante, te mencionamos a detalle cuáles son estos beneficios para que no te quede duda de ello.

Tendrás un equipo saludable:

Si los filtros de tu aire acondicionado no se encuentran limpios, podrían generarse hongos o bacterias en ellos, lo que podría provocar efectos nocivos para tu salud, al aspirar aire contaminado. Además, los filtros sucios pueden provocar alergias, especialmente en aquellos lugares donde existen personas sensibles a los ácaros o el polvo.

En este sentido, uno de los principales beneficios de hacer mantenimiento a tu aire acondicionado es tener filtros limpios para el cuidado de tu salud.

Vida útil extendida:

Es un hecho que si mantienes tu aire acondicionado en buen estado, funcionará por mucho más tiempo, garantizando la inversión que hayas realizado en él. Muchas personas se ven forzadas a comprar un nuevo aparato antes del tiempo de expiración de su aire debido a averías que se pudieron haber evitado.

Evita olores desagradables:

Los filtros o los conductos sucios de un aire acondicionado pueden provocar malos olores, lo cual resultaría contraproducente, ya que el aire acondicionado destaca por ofrecer un ambiente fresco y agradable.

Mayor ahorro económico:

Un equipo de aire acondicionado con residuos o con polvo, tiende a realizar un esfuerzo superior para lograr funcionar adecuadamente; debido a esto, suele consumir mayor electricidad y puede derivar en un daño más grave y mucho más costoso. Por ello, un mantenimiento a tiempo te ayudará a ahorrar energía y dinero.

¿Qué partes de mi aire debo revisar constantemente?

Ahora mencionaremos las partes de tu aire acondicionado que debes revisar de forma constante para lograr mantener tu equipo en óptimas condiciones de funcionamiento.

Filtros:

Estos son los que se encargan de filtrar el aire, reteniendo todas las partículas de polvo, suciedades y demás impurezas que se encuentran en él, con el fin de que no queden flotando en el ambiente. Son los que más fácil se obstruyen, sobre todo en zonas que reciben mucho polvillo.

Unidad exterior:

La unidad exterior del aire acondicionado es la que se encuentra al otro lado de la habitación que se desea ventilar, por lo que es la que más suciedad acumula. Su mantenimiento suele ser sencillo, a menos que haya obstrucciones; sólo consiste en la limpieza de impurezas y el polvo que se haya quedado en su interior.

Gas refrigerante:

Es el encargado de hacer que el aire produzca aire frío. Para revisarlo es necesario utilizar instrumentos específicos, por lo que deberías contratar servicios de mantenimiento si crees que hay problemas o fugas en el gas.

Desagüe:

Es normal que dentro de la unidad de aire acondicionado queden algunas gotas de agua. Si estas no llegan a limpiarse de forma adecuada, puede irse acumulando hasta crear una proliferación de bacterias o malos olores.

Deja un comentario